Periodistas de viajes visitan Puebloastur

14oct
Los especialistas califican Puebloastur como un "pueblo cinco estrellas"

Durante dos días, un grupo de periodistas ha podido comprobar de primera mano lo que supone una experiencia en Puebloastur. El complejo que abrió sus puertas en Cofiño, concejo de Parres,  hace unos días, recibió la visita de los medios de comunicación más prestigiosos del país, en un encuentro en el que se dió a conocer el entorno de la instalación explicando a cada paso usos y costumbres. Para ello el programa de este primer encuentro contó con el conocimiento del biólogo Juancho Aspra quién les hizo un recorrido por las inmediaciones del hotel repasando las especies más representadas en la zona como la marta o el cernícalo y mostrándoles piezas de tejo únicas, bosques de haya, la iglesia centenaria y hasta el lavadero original de Cofiño.


Kiko Lamata, director de Puebloastur, les acompañó durante su estancia en el hotel 5 estrellas en el que pudieron conocer la filosofía del proyecto que va más allá de un mero establecimiento hotelero. Se trata de una apuesta clara por la ruralidad, un respeto hacia la tradición, el medioamente y la naturaleza que se extrapola en cada rincón de Puebloastur. Desde sus materiales de construcción pasando por la materia prima de sus platos es un homenaje a Asturias y a sus gentes.
Otro de los hitos del viaje fue sin duda comprobar la calidad gastronómica de "Puebloastur" y "El Halcón", los dos restaurantes del complejo. Del primero destacar que fue el lugar donde comenzó el encuentro, donde pudimos intercambiar los primeros datos de la experiencia y probar un menú degustación diseñado para la ocasión y del segundo porque les brindó la posibilidad de disfrutar de los sentidos del gusto, el olfato y la vista, pero no solo de la comida sino de la panorámica que ofrece "El Halcón" a través de sus amplios ventanales dirigidos a los Picos de Europa.


Toda una exhibición del equipo comandado por Ramón Celorio, jefe de cocina del Grupo Nature y Javi Felechosa responsable de la cocina de Puebloastur,  que hicieron del fin de semana una cita culinaria en toda regla. Algunos ejemplos de las exquisiteces probadas y que llamaron la atención de los comensales fueron los callos de pixin, el gochin asturcelta y como no la típica fabada asturiana y los postres entre los que se encontraba el arroz con leche y  la receta auténtica de casadielles de la abuela del chef Felechosa. De nuevo una muestra del respeto a la tradición que convive con la cocina más vanguardista.


El marco de Puebloastur es un privilegio por su riqueza natural pero también por estar situado en una zona donde se concentran dos establecimientos con estrella Michelín. La cercanía de su ubicación,  El Corral del Indiano de José Antonio Campoviejo localizado en Arriondas, a solo 5 km de Puebloastur, y Casa Marcial del otro estrella Michelín asturiano,  Nacho Manzano también a menos de 5 km de Puebloastur hicieron posible que pudieramos apartarles de sus cocinas para tomar un desayuno con nuestros invitados y hablar de la importancia de respetar la tradición y la tierra que nos da los productos que al fin y al cabo son la materia con la que se consiguen sus méritos profesionales.


El encuentro no podía terminar sin conocer el contexto en el que se realiza toda esta apuesta: Asturias. Una región rica en todos los aspectos de la que todos ellos conocen muchos rincones y que sin embargo puede volver a sorprender una y otra vez a quién la visita.  Como lo hizo el caudaloso Río Sella a su paso por la Salmonera de Caño en el concejo de Onís. Todo un espectáculo aun sin ser época de subida de salmones.
El viaje terminó con una pequeña intervención del experto en el mundo rural Jaime Izquierdo quién aprovechó para defender la ruralidad y el desarrollo de nuevo de los pueblos y aldeas y por supuesto de las iniciativas que como Puebloastur pretenden no solo convivir con ese entorno sino favorecerlo. Muestra de ello es sin duda el cultivo de las huertas de las que el hotel se abastecerá, las cuadras o establos donde se criarán especies autóctonas como la pita pinta, el gochu asturcelta, la oveja xalda o el asturcón, la panadería donde se trabajará el pan con masa madre o el chigre donde se reconocerán los antepasados asturianos lo mismo tomando una "pinta" de vino que comprando unas "madreñas".


Como cita obligada de los domingos, bajamos a Cangas de Onís y visitamos su mercado, donde los quesos y las fabas fueron los protagonistas. Hablando del producto de calidad y de la tierra cultivada había que conocer a las vendedoras y vendedores de productos caseros que cada domingo bajan a la feria cargados de fabas, miel y quesos entre otros manjares.
El encuentro se repetirá porque quedó mucho aún por conocer y por recorrer y porque cada uno de ellos seguro que se ha enamorado de algún rincón de lo recorrido.  No todo fue trabajo, también hubo ocasión de probar el spa y relajarse en las habitaciones con vistas panorámicas.
Ojalá entonces nos volvamos a encontrar...en "Puebloastur".